Foro Imperio Numismático
Hola, bienvenido...

¿Todavía no estás registrado?
¿A qué esperas?
¡¡Regístrate a esta gran comunidad!!


PASA Y DISFRUTA




Foro numismático dedicado al estudio, y a la identificación, de monedas, billetes y algunos objetos relacionados con la numismática.
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  Webs de numismáticaWebs de numismática  Recogida de firmasRecogida de firmas  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

¡Votaciones abiertas!
Imperio-Numismático
Últimos temas
G@LERíA de los F0RER0S
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada
¡¡ Artículos de interés !!
Reconocimientos





Guia emperador
Las mujeres del Imperio
Algunas cecas...
¡Respeta las normas!
No está permitido mencionar el origen de los objetos mostrados.
NORMAS del FORO ¡¡A leer!!
Un momentico Por lo tanto, si se incumple alguna de las normas, el moderador o administrador se verá en la obligación de borrarlo o editarlo sin previo aviso.
Directorio


Redes sociales

Síguenos en...
  
Comparte | 
 

 EN BUSCA DE TROYA

Ir abajo 
AutorMensaje
David
FUNDADOR


País : España
Masculino
Aries Gallo
Cantidad de envíos : 22756
Edad : 25
Actividad : 23237
Fecha de inscripción : 22/09/2008

MensajeTema: EN BUSCA DE TROYA   Dom 27 Jun 2010, 8:06 pm

En La Eneida, Virgilio cuenta la historia del caballo de madera con que los griegos vencieron a los troyanos. Una copia del caballo se yergue entre las ruinas de Troya, descubiertas por Heinrich Schliemann, que confió más en el poeta que en los expertos.



Heinrich Schliemann; De origen humilde, amasó cuatro fortunas. Sin apenas educación, aprendió 17 idiomas. Pero su mayor triunfo fue tardío, cuando demostró a los escépticos del mundo que la historia de Homero acerca de la guerra de Troya ocurrió en realidad.

Los recuerdos de infancia de Heinrich Schliemann eran sombríos. Nacido en 1822 de una pareja mal avenida, creció entre campesinos supersticiosos en una lejana aldea alemana cerca de la frontera con Polonia. Su madre murió, dando a luz, cuando él tenía nueve años. Su severo y egoísta padre, el párroco de la aldea, fue destituido del púlpito por mujeriego. A los 14 años, Heinrich fue separado de su amada Minna, a quien conocía desde la niñez, para ser aprendiz en el degradante trabajo de ayudante de tendero. Pero hubo un resplandeciente interludio en su vida temprana. En las crudas noches de invierno, el párroco entretenía a sus hijos narrándoles historias de La Ilíada, el famoso poema épico de Homero, poeta ciego de Grecia, acerca de la guerra de Troya. Los niños se emocionaban con el relato del heroísmo de Héctor y Aquiles, las tretas de los entrometidos dioses y la belleza de Helena, por la que los griegos habían sitiado la gran ciudad de Troya.

A los siete años, Heinrich recibió de su padre una historia ilustrada del mundo e inmediatamente buscó la antigua Grecia. Nunca olvidó lo que vio ahí: en un grabado del incendio de Troya, Eneas -idéntico al párroco- salvaba a su padre del incendio. El niño estaba ávido por tener más conocimientos acerca de las glorias de la antigua Grecia. Convencido de estar regido por el destino, Schliemann, ya maduro, creyó que un pesado cajón de achicoria lo salvó de la monótona vida en el almacén. Cuando tosió sangre por el esfuerzo de cargarlo, renunció y fue a Hamburgo, donde aprobó en pocos días todo un ciclo de cursos de contabilidad. Convencido de que la América de 1840 le prometía grandes riquezas, vendió su reloj y abordó un barco rumbo a Venezuela. Una feroz tempestad de diciembre hundió el barco y él cayó desnudo al mar helado, pero otro cajón flotó en la vida de Schliemann. Se aferró a él durante horas, llevado por el viento en todas direcciones, hasta que fue hallado y rescatado con otros 13 supervivientes. El miserable grupo llegó a la costa de Holanda, donde descubrió que solamente el equipaje de Schliemann había llegado intacto a la playa, con sus pertenencias y docurnentos. Aprovechó la oportunidad en cuanto la tuvo: consiguió un empleo de contador en Amsterdam e inició el hábito de trabajo que lo haría rico y muy solitario en las décadas venideras.
Volver arriba Ir abajo
http://dialnet.unirioja.es/servlet/autor?codigo=3499462 https://www.facebook.com/ForoImperioNumismatico https://twitter.com/ForoImperio
correcamino
CENTVRION PRETORIANO
avatar

País : España
Masculino
Géminis Tigre
Cantidad de envíos : 2182
Edad : 68
Localización : Extrema y Dura.
Actividad : 2377
Fecha de inscripción : 22/08/2009

MensajeTema: Re: EN BUSCA DE TROYA   Sáb 14 Ago 2010, 7:49 pm

- David, un saludo de "subordinado a jefe". (te lo iba a poner como privado, pero, no...)

... A veces me da cierta rabia ver post que a través del tiempo no reciben ninguna aportación posterior. Muchos de ellos están hechos con verdadera dedicación, son instructivos y aportan calidad al foro, y, sin embargo, no parecen tener aceptación.

...No pasa nada. Nadie puede molestarse. Pero es curioso que en secciones cómo el de "presentaciones" no falten nunca compañeros dispuestos a dar la bienvenida... asunto que no critico, al revés, creo que el "jefe" y demás "jefes-moderadores" tienen cierta "obligación" aquí; pero (y porque) tampoco me imagino a MIL NOVECIENTOS.... que somos ya, dándo esa bienvenida.

... Yo hablo, o quiero hablar, de esos otros post, como este tuyo, que plasman una "historia" de un personaje y unos hechos más que conocidos.

- - No te olvides nunca que:

... La calidad de un foro la dan los foreros, luego hay que atenderlos.(Bién por los recibimientos)
... que no es cuestión de decir: ahí va una fotografía de ese monedón. Exije algún comentario introductor o una mínima explicación. (Por buena que sea la moneda de la foto)
... que el tema es numismático... y, aunque estemos en "Relatos Históricos" siempre hay alguna manera de relacionar Historia y numismática.
... que documentar y adjuntar una imagen al artículo sólo se lleva unos minutos... y si la imagen es numismática (de esa época) mejor.
...
...

- Me gusta el foro, David, pero tiene bastantes cosas que mejorar. Tienes buenos colaboradores, y entre los simples foreros hay varios de "oro", otros muchos de "plata", varios más de "bronce" y algunos de "chocolate".

- Estamos a punto de ser "dos mil"....... no es cantidad.... es calidad. Saludos.


No preguntes por saber, pregunta para entender.
Volver arriba Ir abajo
Eucratides
CENTVRION PRETORIANO
avatar

País : Chile
Masculino
Cáncer Serpiente
Cantidad de envíos : 2446
Edad : 41
Localización : Santiago de Chile
Actividad : 2904
Fecha de inscripción : 30/08/2009

MensajeTema: Re: EN BUSCA DE TROYA   Dom 15 Ago 2010, 5:58 pm

Estoy de acuerdo contigo correcamino, uno echa de menos un poco mas de "vida" junto a la fotografia de las hermosas piezas que se ponen en este foro, pienso que sin ese valor agregado solo tendriamos una coleccion de minerales, una pizca de oro, un poco de plata y un buen poco de bronce. Bueno para predicar sin practicar.....voy a hacer la primera asociacion numismatica que se me viene cuando escucho Troya: Eneas cargando a su padre y huyendo con su hijo Ascanio en este precioso denario.
,
aqui una sintesis de la historia que encontre en la web:

Tomada Troya por los aqueos, gracias al engaño del caballo de madera, según lo ha contado Homero, la mayor parte de los troyanos fueron asesinados, al ser sorprendidos en sus lechos. Pero Eneas y un grupo de valientes huyeron, llevando con ellos los objetos sagrados heredados de sus padres.

Luego de un interminable viaje a través del Mediterráneo llegaron, siguiendo los oráculos, agobiados y reducidos a las costas de Italia. Luego de anclar en Laurento, comenzaron los preparativos para la fundación de una ciudad. Se disponían a realizar el sacrificio apropiado, cuando la cerda que iba a ser ofrecida, estando preñada y próxima al parto, se escapo y corrió tierra adentro. Eneas comprendió que este era el animal que el oráculo les señalaba como guía y la siguió con unos pocos; y allí donde se detuvo fatigada, fue el lugar destinado a la ciudad de Eneas. Al día siguiente la cerda parió treinta lechones, y tantos años después otra ciudad fue edificada por los troyanos, de acuerdo con el oráculo.

Eneas consagró la prole del animal junto con la madre a los dioses paternos, y después de ordenar a los troyanos que trasladaran su campamento a la colina donde se detuvo la cerda, instaló las estatuas de los dioses en el sitio mejor y emprendió la construcción de la ciudad con gran entusiasmo.

Pero Latino, que entonces era el rey de los aborígenes, habitantes del país; escuchó las noticias de la llegada de unos poderosos extranjeros, le entró miedo y marchó contra los troyanos con un gran ejército. Pero desistió del ataque inmediato y esperó a las embajadas de los enemigos.

Después de mutuos discursos entre Latino y Eneas, se llegó a un tratado bajo juramento que disponía que los aborígenes darían a los troyanos toda la tierra que pidieran y los troyanos, por su parte les ayudarían en las guerras. Para cerrar el acuerdo, Latino dio a su hija Lavinia como mujer a Eneas, y éste dio a su ciudad el nombre de su esposa, Lavinio.

Una vez construida la ciudad de los troyanos, todos sintieron un fuerte deseo de gozar los beneficios mutuos, establecieron relaciones de parentesco entre ellos, se unieron en alianzas de guerra y todos, llamándose con el nombre común de latinos, se mantuvieron tan fuertes en lo convenido que ya en ningún momento se separaron.

Se vieron, después, aborígenes y troyanos atacados en una guerra. Turno, rey de los rútulos, al que había estado prometida Lavinia antes de la llegada de Eneas, llevo a mal el que se le hubiese pospuesto a un extranjero y la declaró la guerra. Se siguió un combate favorable a los latinos, que para Eneas fue también la última de sus acciones como mortal.

Ascanio, el hijo de Eneas, no estaba aún maduro para el poder pero lo recibió luego de la pubertad, conservado sin merma por su madre, Lavinia. Este Ascanio, al encontrarse Lavinio muy poblada, dejó la ciudad y fundó al pie del monte Albano otra nueva, que por su asentamiento a lo largo de una loma recibió el nombre de Alba Longa. Habían pasado 30 años de la fundación de Lavinio, confirmando el oráculo dado a Eneas mediante una cerda.

Reinó en Alba Longa a continuación Silvio, hijo de Ascanio; éste engendró a Eneas Silvio; éste, a su vez, a Latino Silvio. Les quedó, en adelante, el apelativo de Silvio a todos los que reinaron en Alba. De Latino fue hijo Alba; de Alba, Atis; de Atis, Capis; de Capis, Cápeto; de Cápeto, Tiberino, el cual, al ahogarse cruzando el río Álbula, le dio a éste río un nombre famoso entre la posteridad. A continuación reinó Agripa, hijo de Tiberio; a Agripa le sucede Rómulo Silvio, y luego Aventino. Éste, por haber sido enterrado en la colina que ahora forma parte de Roma, le dio su nombre aquella. El rey siguiente fue Proca. Engendró éste a Númitor y Amulio. Y de la disputa que surge de estos hermanos, surge la historia más famosa sobre la fundación de la ciudad eterna, Roma.


Saludos




Fere libenter homines, id quont volunt, credunt
Volver arriba Ir abajo
correcamino
CENTVRION PRETORIANO
avatar

País : España
Masculino
Géminis Tigre
Cantidad de envíos : 2182
Edad : 68
Localización : Extrema y Dura.
Actividad : 2377
Fecha de inscripción : 22/08/2009

MensajeTema: Re: EN BUSCA DE TROYA   Lun 16 Ago 2010, 11:44 am

- Bien, Eucrátides; otro retazo de historia. La moneda preciosa,; republicana de la familia Julia. Saludos.


No preguntes por saber, pregunta para entender.
Volver arriba Ir abajo
 
EN BUSCA DE TROYA
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Imperio Numismático :: GENERAL :: HISTORIA / ARQUEOLOGÍA-
Cambiar a: